Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
Paro armado en Colombia: ¿Intimidación a pobladores para elegir al candidato del Uribismo?
10/05/2022 15:42 en Voces al viento

El paro armado que desplegó el Clan del Golfo este fin de semana fue una demostración del poderío que aún mantiene esa estructura criminal, a pesar de la captura y extradición de su máximo jefe, alias Otoniel, y de las operaciones militares que la Fuerza Pública ha desarrollado en contra del grupo sucesor del paramilitarismo. Aunque el gobierno de Iván Duque ha insistido en que son “reductos” del grupo criminal, lo que se vivió desde el pasado jueves 5 de mayo hasta el domingo 8 de mayo demuestra que la organización está cohesionada a escala nacional, pues logró paralizar y atemorizar a 178 municipios de 11 departamentos, según cifras de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP.

De acuerdo con información de la Defensoría del Pueblo y la Policía, actualmente, el Clan del Golfo hace presencia armada en los departamentos de Córdoba, Antioquia y Chocó, donde a su vez están los tres hombres que, según las autoridades, serían los sucesores de Otoniel: alias Chiquito Malo, Gonzalito y Siopas, quienes tienen mando directo sobre los frentes Juan de Dios Úsuga David, Gabriel Poveda Ramos, Efrén Vargas Gutiérrez, Carlos Vásquez, Pablo José Montalvo Cuitiva y Zuley Guerra. También en el Pacífico nariñense habría un componente armado del Clan a través de Cordillera Sur, comandado hasta mayo de 2021 por alias Matamba.

Sin embargo, y pese a las declaraciones del gobierno Nacional. existe una gran manifestación de inconformidad por parte de líderes y organizaciones sociales debido al manejo según ellos, "amañado" que los actores del gobierno en cabeza del Presidente Iván Duque, le ha dado a esta situación del paro armado. Pues hay quienes denuncian y critican a las autoridades por no hacer presencia en éstos departamentos y municipios donde se encuentra este grupo armado, tal como lo hicieron el año anterior, cuando los jóvenes en diferentes departamentos de Colombia salieron a protestar por la Reforma Tributaria, donde el gobiero Nacional designó un alto despliegue de  policía, ejército y Esmad para atacar a los protestantes.

LO QUE PIENSAN LOS CIUDADANOS

- Un día tuve que salir de Colombia, años después me enteré que el Día de la Madre es uno de los días con uno de los índices de violencia intrafamiliar más altos del año. 

Este año, el imputado Álvaro Uribe le rindió homenaje a esa violenta tradición, y le regaló a las madres colombianas una toma paramilitar de la zona norte del país, que deja por ahora una decena de jóvenes asesinados, más de 60 carros quemados, gente torturada, escuelas cerradas, pueblos enteros confinados, el regalo de Uribe a las madres de Colombia!. La toma paramilitar del uribismo tiene como objetivo atemorizar la población y obligarla a votar por el candidato Gutiérrez, mientras tanto Sergio Fajardo calladito, aplaudiendo y mendigando unos voticos! - JC

- "Se acercaban las elecciones, muchos presentían lo que días después se haría noticia: hombres armados intimidando, carreteras cerradas por autos quemados, panfletos en ciudades y pueblos, reciclados de la anterior elección. Se acercaban las elecciones y por los medios los que gobernaban prometían acciones y "bloques de búsqueda", y reían en sus palacios, por el disparate de país producto de sus actos.  Las pequeñas tiendas eran mandadas a cerrar, los almacenes de cadena no. Los pobres tenderos sin nada para comer, los almacenes de cadena duplicando sus ventas y especulando: hoy todo amaneció más costoso y los encargados de colocar los precios a los productos amanecieron con ojeras y trasnochados: la pesca en río revuelto daba millonarias ganancias. Se acercaban las elecciones y los gobernantes, sacaban del baúl de estrategias el miedo disfrazado de paro armado, de caos y de guerra inminente: hasta ahora no les había fallado para seguir robando y gobernando. Macondo de nuevo ardía en el miedo. Arcángel

Cisneros. Puerta al nordeste antioqueño. Hoy domingo día de mercado, donde los campesinos sacan sus productos al mercado y lleno de colorido. Hoy es un pueblo fantasma, víctima  del paro armado. No hay presencia del estado, no existe el despliegue militar y de policía, como hace un año cuando los jóvenes salieron a las calles a defender sus justos reclamos, y el gobierno con todo su poder militar con los medios de comunicación con todo su odio, y su escenario de guerra contra el pueblo,  los pueblos y los territorios están  hechados a su suerte y en   completo olvido, abandonados a merced de los victimarios. Valerito

El miedo, la incertidumbre y la desconfianza se apoderan de éstos pueblos olvidados por el Estado Colombiano, pero que seguramente representan un gran sin número de votos para los polítiqueros, esos que responden al continuismo de un gobierno que se ha perpetrado en el poder durante años, y que hoy por hoy muestra desesperación, al ver como el candidato opositor, el que representa para muchos, la esperanza, se afianza, se eleva. Y es tal el desespero, que se rumora entre voces y cuchicheos que quienes hacen presencia en el desafortunado paro armado, no son más que ellos mismos, enviados por el innombrable; el desespero a ser derrotado en las urnas lo conllevó a su más vil estrategia: cubrir las zonas más vulnerables del país, con su cuartel de paramilitares, esa que aún el innombrable, comanda, todo para dejar un mensaje claro y conciso a los habitantes de estos territorios de por quién deben votar en las próximas eleeciones presidenciales.

 

COMENTARIOS