Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
¿Por qué quitaron la emergencia sanitaria en Colombia?
22/06/2022 11:34 en Noticias

En Colombia, 7 de cada 10 personas ya tienen su esquema de vacunación anticovid completo. 

 

Después de 27 meses y 18 días, el Gobierno Nacional anunció que la emergencia sanitaria por el covid-19 se levantará el próximo 30 de junio.

“Hoy quiero rendirle un homenaje a todo el personal de la salud”, aseguró el presidente Iván Duque una vez dio el anuncio. “No existen ya razones epidemiológicas para mantener la medida sanitaria”, sostuvo el mandatario.

En su momento, esa medida le permitió al Gobierno implementar políticas públicas de urgencia para mitigar los impactos del covid-19 en materia social, económica y de salud.

“Quiero destacar que con esta emergencia enfrentamos el momento más difícil de nuestra historia y Colombia está saliendo adelante”, sostuvo Duque en su intervención.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, explicó que la decisión de terminar la emergencia sanitaria se tomó de la mano con el comité asesor, que ha estado detrás de directrices claves en materia de atención de la pandemia.

Suspender esta medida pone al país en la recta final de la pandemia, pues se tomó teniendo en cuenta las proyecciones del Instituto Nacional de Salud (INS).

Según Ruiz, se cumplieron tres objetivos claves: lograr la reducción de la mortalidad en el país, mejorar las condiciones de respuesta del sistema de salud colombiano y reactivar la economía nacional.

La emergencia sanitaria se levantará en los próximos ocho días pese a que se sabe que el país está atravesando por el quinto pico de la pandemia, hubo 13.810 contagios en una sola semana,

No obstante, los datos sobre ocupación UCI respaldan la tesis de que el riesgo ya es bajo. La disponibilidad de camas UCI se ha mantenido relativamente estable.

Hasta el pasado 20 de junio, había un total de 10.385 UCI, de las cuales solo 276 estaban ocupadas por pacientes confirmados o sospechosos de tener covid-19.

Según expertos, las bajas cifras de enfermedad grave y mortalidad están motivadas por la inmunidad híbrida a la que ya ha llegado la mayoría de la población. Es decir, el grueso de los colombianos ya tuvo contacto con el virus por medio de un contagio o de la vacunación.

De hecho, según las cifras más recientes, 36,1 millones de personas están vacunadas con esquemas completos en territorio nacional.

 

Relajan patentes

 

En materia internacional también se están tomando nuevas medidas. Los 164 países con un asiento en la Organización Mundial del Comercio (OMC) votaron para relajar la propiedad intelectual de las vacunas contra el covid-19 en países que se encuentran en vías de desarrollo.

La decisión de la OMC implica que los países en vías de desarrollo podrán explotar las patentes de las vacunas sin pagarles a las empresas farmacéuticas al menos por los próximos cinco años.

No obstante, se siguen manteniendo algunas barreras en materia de secretos empresariales, que son claves para la producción de vacunas.

Desde octubre de 2020, los Gobierno de Sudáfrica y la India radicaron una petición formal para crear exenciones dentro del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual (Adpic).

Para mejorar la inmunidad mundial frente al covid-19, pedían liberar prohibiciones en materia de derechos de autor y divulgación de derechos industriales. De inmediato, las farmacéuticas y los países más ricos que las albergan se opusieron a esas pretensiones.

Como la OMC es un ente multilateral que requiere el voto favorable de sus 164 miembros para tomar una decisión, tardó más de 20 meses, cinco picos de covid-19 y más de seis millones de muertos por esa causa en dar un veredicto.

José Daniel Rengifo, investigador del Centro de Pensamiento de Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional, argumentó que el acuerdo alcanzado en la OMC se limita a las patentes, pero no se refiere a otros elementos claves para la producción de vacunas como las prohibiciones de los secretos industriales o algunos datos de diseño industrial.

“Además, el acuerdo establece restricciones a la reexportación de vacunas que hayan sido exportadas bajo dicho acuerdo”, explicó Rengifo.

El impacto en Colombia, aseguró, sería muy limitado, pues el país no podría acceder a tratamientos contra el COVID, que son claves para mitigar su impacto y que no fueron objeto de la flexibilización.

 

Mientras tanto, los países de renta media-alta han vacunado al 77,9 % de sus ciudadanos con esquemas completos y los de ingresos altos han vacunado al 74,9 % con la pauta completa.

La diferencia es abismal con los países más pobres, pues les llevan más de 60 puntos porcentuales en coberturas de vacunación

COMENTARIOS
¡Comentario enviado exitosamente!